Cuando las lesbianas dominan el mundo…

Cada vez que se acerca el final de año, y más en este caso donde 2020 desde luego ha hecho todos los esfuerzos para que estemos deseando que acabe, nos volvemos un poco aprensivos y todos nos parece tener ecos apocalípticos. Así, no dudo de que muchos de los que lean este titular se estén preguntando si vamos a ser exterminados por un grupo de boyeras montadas en caballos celestiales y armadas con espadas de fuego… pero conviene recordar que, en este blog, hablamos de tecnología móvil, y no del Fin del Mundo, jeje.

Unir lesbianas y tecnología en una frase puede parecer ridículo, y seguro que muchos os preguntaréis qué tiene que ver una cosa con otra. En principio, no parece que ninguno de los dos conceptos por separado sea capaz de crear ningún cisma importante en nuestro modo de vida… no hasta el día que se juntaron. Y el día en que las mujeres homosexuales y una serie de tecnologías punteras se unieron, fue el primer paso para realmente cambiar muchas cosas en nuestra sociedad, y son cambios que vamos a ver en breve, si es que no lo estamos haciendo ya.

Es un hecho que el mundo tecnológico es un lugar siempre difícil para que una mujer pueda desarrollarse laboralmente. Puestos importante, decisiones estratégicas, sueldos acordes con el puesto, conciliación familiar… todo esto son piedras en el camino de la mujer que quiere apostar por este sector para desarrollarse profesionalmente. Para colmo, el anunciar su condición de lesbiana, en un ambiente tan patriarcal como este, realmente puede ser la puntilla para que la profesional acabe por tirar la toalla en menos de la mitad de tiempo en que lo haría un hombre. Entonces, algunas de ellas, conocidas por coincidir en congresos o seminarios comunes para sus profesiones, decidieron que la unión hacía la fuerza, y crearon una organización para la promoción y el desarrollo de las carreras de estas mujeres, que eran líderes en sus campos laborales.

Y el éxito de esta organización, desde luego, no depende de que estas grandes profesionales sean tortilleras; pero sí de su forma de ver el mundo gracias a ser lesbianas xxx. Todas son mujeres de su tiempo, que saben qué difícil es ser fémina, homosexual y profesional en estos tiempos, sobre todo en los sectores de las nuevas tecnologías. Sin embargo, por ser mujeres modernas, estudiadas y con gran experiencia laboral, además de con los pies en la tierra, estas lesbianas saben que el hecho de ser homosexuales les ha hecho enfrentarse al mundo con una disposición más firme y fuerte, pues para ellas siempre hay dificultades añadidas. Dicen que las altas esferas empresariales con un mundo de hombres, pero ellas bien saben que estos hombre se ponen de rodillas ante un video porno de dos tias follándose entre ellas. Tirar del sexo para tener éxito en el trabajo es un cliché machista que no debe repetirse, pero tener claro qué sexo se es, y qué se espera de nuestra preferencia sexual, realmente es una fuerza titánica a tener en cuenta.

Así que quizá decir que las lesbianas van a dominar el mundo es un poco exagerado… pero puede que sean porque no quieran, no porque les falta la capacidad. Ahora mismo, su organización toda un montón de sectores de las tecnologías más punteras, y su forma de trabajar siempre es un punto diferente a las de sus homólogos masculinos. Por supuesto, no se trata de una guerra de sexos ni de poder de género, porque al fin y al cabo el mundo es muy grande, hay terreno para todos, y al fin y al cabo, hombre y mujeres están destinados a entenderse.